30/12/12

Qué ha pasado...?


<< Que los chupetes se convierten en cigarros, el agua en vodka, las bicicletas en coches, los besos en sexo. Te acuerdas cuando "volar" significaba columpiarse muy, muy rápido? Cuando "protección" significaba utilizar casco al ir en bicicleta? Cuando lo peor que podías recibir de una persona eran piojos? Cuando solo amábamos a nuestros padres? Los hombros de papá eran el lugar más alto del mundo y mamá era una heroína. Tu peor enemigo era tu hermano, los problemas de velocidad eran causados por quien corría más rápido. "Guerra" era solo un juego y la única droga que conocías era el remedio para la tos. El dolor más fuerte que podías oír era el de tus rodillas raspadas y "adiós" significaba solo "hasta mañana".
Todo esto era... lo mejor del mundo, pero no pudimos esperar a crecer. >>

Yo no me di cuenta del cambio, pero sé que lo hay; uno fuerte, aunque hay cosas que se arrastran de por vida. De lo mejor se pasa a lo peor, de la inocencia a "todo es culpa mía". A mí me metieron en un saco y me soltaron aquí, hace un par de años, pero desde entonces he cambiado mucho. Como si todo lo que hay a mi alrededor llevase durmiendo desde que nací y me estuviera esperando desde entonces, despertando poco a poco para mí. Pero hay veces que el proceso no es tan lento como esperas, sino que te atraviesa como un cuchillo que solo tú puedes sacar. Y quizás nunca lo consigas, pero no te asustes porque aprenderás a vivir con él hasta que sea como de tu propia carne. Palos como esos te ayudan a crecer lentamente en esta prueba a la que te obliga el vivir, añadiendo marcas a tu piel; cicatrices y arrugas como trofeo. Pero no te preocupes porque llegará un día en el que reunirás todas las que puedas cargar, y entonces verás esta escalera rota como un simple chiste del que fuiste protagonista.

Cheerful_

1 comentario:

Oz dijo...

Excelente post Andrea, muchas gracias por compartirlo, da gusto visitar este espacio. Te invito a visitarme en:
http://leyendas-de-occidente.blogspot.com/

Un gran saludo, Oz.